divendres, 18 de febrer de 2011

Equivocaciones


La vida nos depara cada dia miles de sorpresas.
Algunas nos gustan y nos alegran el resto del día, incluso de la semana o lo que queda de mes. Incluso creo que hay sorpresas que nos alegran eternamente. También hay otras sorpresas que nos ahogan, que nos llenan de pesar y hacen que ahondemos en nuestra parte más introspectiva, en lo más profundo de nuestro ser.

Hoy ha amanecido con una sorpresa negativa, desagradable para mis enamorados ojos. Y que me queda? Lo que se esta convirtiendo en un triste hábito con el paso de estos últimos años... el sentir de la equivocación.

Cómo se sentiría alguien a quién su mayor apoyo le hiere?

Cómo te sentirás cuando veas que no hay nadie que siga el camino que a tí tanto tiempo te costó trazar?

Cómo sentiras que puedes afrontar la vida y sus peligros junto a alguien, si ni siquiera ella confía en ti?


Es entonces que sientes la equivocación. El sentir del error. El aroma de la derrota.


Equivocarse es sano dijo alguién. Equivocarse es de sabios dijo otro. Pero verdad que caer una y otra vez en el error es desesperante?? Yo lucho por ahuyentar fantasmas... lucho contra mi propia fama y reputación, lucho y demuestro que las cosas son de verdad, son reales... me esfuerzo por demostrar que mis sentimientos son mucho más grandes y profundos que un simple ataque de celos..

nadie dijo que sería fácil, nadie dijo que sería un camino de rosas.. pero... tampoco nadie me dijo que tendría que sentirme mal por tener gente en la que confío... ni tampoco que debería estar disculpándome constantemente por mis amistades, o ex amistades... Nadie me dijo que no podría salir de casa ni ver a nadie más porque eso ya sería sinónimo de amor o de practicar sexo con esa persona...

por supuesto que nadie me dijo todas esas cosas... xq si me las hubieran dicho.. ahora no estaría escribiendo este texto, eso tenedlo por seguro...

Hace ya un par de años que coloqué el cartel de "SE VENDE.. pero no a cualquier precio" y no dejo de llevarme desengaños y tristezas.. quizás deba retirar el cartel y continuar con mi vida en solitario..